Grupo Espiritualidad Herramientas

II. Puesta a punto de un nuevo instrumento en la SECPAL

1. Modelo de base

La propia dinámica del proceso que atendemos y que precede a la muerte, se caracteriza por una crisis biológica con deterioro físico y dependencia progresivas y también por el cierre de la propia biografía, de la que surgen las preguntas relacionadas con el sentido de la vida, la conexión con los demás y también sobre la propia trascendencia.

- El sentido de la vida incluye integración, coherencia y valor de la misma.
- La conexión integra amor, paz y perdón.
- La trascendencia/sanación hace referencia a legado, esperanza y creencias.

2. Elaboración y estudio en curso

A partir del modelo presentado en el apartado de “itinerario de la persona.. “, se ha elaborado una propuesta de evaluación e intervención (cuestionario) que se está actualmente evaluando. Se trata de un estudio prospectivo multicéntrico de validación de un cuestionario sobre necesidades y recursos espirituales en el periodo final de la vida, según un protocolo sometido a los comités éticos de investigación de los diversos centros implicados. Su objetivo principal es disponer de un instrumento validado que permita explorar de forma estandarizada las necesidades y recursos espirituales existentes en personas que se encuentran en situación de final de vida.

La experiencia adquirida en estos años como grupo de trabajo de la SECPAL nos permite afirmar que entre las mayores resistencias para la aplicación de una metodología adecuada, son como recientemente recuerdan Edwards et al., de la Universidad de Cardiff (4): la falta de tiempo, de personal, factores personales y culturales de la institución y necesidades de formación específica de los profesionales.

Debemos hacer notar que el cuestionario en sí es tan solo una parte de la herramienta de exploración, es un mapa que puede orientar al clínico en la búsqueda de este territorio de la subjetividad del paciente referente al sufrimiento y su dimensión espiritual. La exploración que se pretende realizar, puede en sí misma suponer una importante herramienta de intervención que oriente y facilite al clínico en el acompañamiento y apoyo ante tales necesidades y recursos.

La parte más importante y que puede dotar de utilidad a este cuestionario son los dos aspectos relevantes siguientes:

- Por una parte la madurez y el grado de conciencia espiritual del profesional que se aproxima al paciente. Aunque no sean directamente medibles, son una variable que condiciona de forma extraordinaria la aceptación y la respuesta del paciente. Algunos frutos de esta madurez serian la capacidad de empatía, compasión y ecuanimidad frente al sufrimiento.

- Por otra parte, será fundamental para el pase de este cuestionario (cuando esté disponible, una vez haya finalizado la fase de validación actualmente en proceso), que este profesional compasivo y ecuánime haya establecido una relación de confianza, respeto, compromiso y comunicación honesta que le permita acercarse a estas cuestiones de una forma sensible, evaluando en cada momento la oportunidad y el ritmo de cada cuestión.

Otras dificultades para la evaluación de las necesidades y recursos espirituales de los pacientes son los aspectos personales y culturales de la institución que atiende el paciente, por ello el estudio actualmente en curso contempla evaluar la aplicabilidad del cuestionario en distintos ámbitos y conocer así la variabilidad de la misma.

Referencia:
4.- Edwards A, Pang N, Shiu V, Chan C. (2010). The understanding of spirituality and the potential role of spiritual care in end-of-life and palliative care: a meta-study of qualitative research. Palliat Med. ; 24: 753-770





 
SECPAL © 2014
Paseo de La Habana 9-11. 28036 Madrid.
Tel. (+34) 91 298 61 87